Jorge Luis Borges y las frases con las que siempre lo recordaremos

Un día como hoy pero hace 31 años, el escritor argentino Jorge Luis Borges dejó este mundo terrenal para dejarnos un legado de toda la vida: su trabajo literario.

Por esa razón hemos recopilado las mejores frases de uno de los grandes autores del siglo XX

  1. Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.
  2. Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.
  3. He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.
  4. Sólo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece.
  5. Las tiranías fomentan la estupidez.
  6. Hay derrotas que tienen más dignidad que la victoria.
  7. Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.
  8. Felices los valientes, los que aceptan con ánimo parejo la derrota o las palmas.
  9. El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta ‘el modo imperativo’.
  10. Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.
  11. Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.
  12. Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.
  13. Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
  14. He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.
  15. Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso.
  16. La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.
  17. ¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.
  18. Te debo las mejores y quizá las peores horas de mi vida, y eso es un vínculo que no puede romperse.
  19. Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mi me enorgullecen las que he leído.
  20. Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos.