Frases de despedida: Frases de adiós

No te entristezcas ante una despedida porque pronto sabrás cuan feliz es un reencuentro.

En varias ocasiones una despedida es necesaria para volver a reencontrarse con alguien o con algo. Si te ha tocado decir adiós, llénate de ánimo porque pronto comprenderás el valor de lo que has perdido.

A veces, decir adiós se torna indispensable para valorar lo que se ha perdido.

  • Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor. (George Eliot)
  • Si fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo, nuestra despedida sería más tierna.
  • Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida. (Mario Benedetti)
  • Te digo adiós si acaso te quiero todavía quizás no he de olvidarte… Pero te digo adiós. No sé si me quisiste… No sé si te quería o tal vez nos quisimos demasiado los dos. (José Angel Buesa)
  • Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti. (J.A. Buesa)
  • Nunca digo adiós a nadie. Nunca dejo que las personas más cercanas a mí se vayan. Me las llevo conmigo adonde vaya.
  • ¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor? Pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós! (Gustavo Adolfo Bécquer)
  • Tal vez lo único que duele más que decirte adiós es no haber tenido la ocasión de haberme despedido de ti.
  • Es fácil decir hola es facil decir adios, no es fácil decir te quiero y escuchar un yo no
  • Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores, olvidar los demás.
  • Soñar como si fueses a vivir para siempre y vivir como si fueses a morir hoy mismo.
  • Los recuerdos construyen un camino que llega hasta el corazón y logra que los amigos siempre los sienta uno muy cerca, aunque en realidad estén muy lejos el uno del otro.
  • Cuando te conocí, me enamoré de ti, pero nunca pensé que lloraría por ti.
  • No te extraño, extraño a la persona que creí que eras.
  • ¿Por qué solo se tarda un minuto en decir hola, y toda una vida en decir adiós?
  • Chau…amor mío, no me digas chau… que siento frió cuando vos te vas, si te quiero tanto que no puedo más. (Eladia Acosta)
  • Quizás te diga un día que dejé de quererte, aunque siga queriéndote más allá de la muerte; y acaso no comprendas en esta despedida, que, aunque el amor nos une, nos separa la vida.
  • ¡Cómo lucha mi amor por asirte!, más si es duro tener que alejarte, mis palabras no deben herirte si mis besos no pueden curarte! (Agustín Blazquez)
  • No pocas veces ya he dicho adiós; conozco las horas desgarradoras de la despedida. (Nietzsche)
  • Para conocer el amor hay que conocer primero el desamor.
  • Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas, yo sabía que al fin iba a quedarme desnudo en la ribera de la risa.
  • No me resigno a dar la despedida a tal altivo y firme sentimiento que tanto impulso y luz diera a mi vida.
  • Al morir échenme a los lobos ya estoy acostumbrado (Diógenes)
  • El problema no es que tengas mi vida en tus manos…es que hace tiempo que tu vida no me pertenece.
  • Nunca digas nunca, nunca digas siempre, nunca digas te amo si de verdad no lo sientes.
  • Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar. (Paulo Coelho)
  • Si nunca esperas nada de nadie nunca te decepcionarás.
  • AMOR, palabra de dos vocales dos consonantes y dos idiotas. (Socrates)
  • El amor es un juego que no me gusta jugar, porque cada vez que lo juego pierdo.
  • Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores, olvidar los demás.
  • Los recuerdos construyen un camino que llega hasta el corazón y logra que los amigos siempre los sienta uno muy cerca, aunque en realidad estén muy lejos el uno del otro.
  • Nunca digo adiós a nadie. Nunca dejo que las personas más cercanas a mí se vayan. Me las llevo conmigo a donde vaya.
  • Soñar como si fueses a vivir para siempre y vivir como si fueses a morir hoy mismo.
  • Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor (George Eliot).
  • Cada vez que me despido de ti me muero por dentro. Y cada vez que me reencuentro contigo, siento que estoy en el cielo.

Pero si no quieres leer frases y frases de despedida sino que quieres decir adiós de la mejor forma, lee las mejores frases de despedida:

  • Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lágrimas. Lo sé porque he llorado hasta no poder más.
  • Cada vez que me despido de ti me muero por dentro. Y cada vez que me reencuentro contigo, siento que estoy en el cielo.
  • Tal vez lo único que duele más que decirte adiós es no haber tenido la ocasión de haberme despedido de ti.
  • En la sombra, lejos de la luz del día, la melancolía suspira sobre la cama triste, el dolor a su lado, y la migraña en su cabeza.
  • Y al partir serán estas mis últimas palabras : me voy, dejo mi amor detrás (Tagore)

 

 

También podría gustarte