Exfoliante para labios casero

Exfoliante para labios casero

Todo tu cuerpo necesita de cuidados para lucir radiante. Aunque no lo creas, los labios son una de las partes más afectadas por los cambios de clima. La saliva aumenta la resequedad haciendo que tengas pellejitos y se rajen. Olvídate de esto y mejor haz un exfoliante para labios casero. Aparte de hidratarlos, retirará las células muertas.

Mezcla una cucharada de azúcar morena, una cucharada de miel y unas gotas de aceite de oliva. Aplícalo haciendo movimientos circulares. Retira con abundante agua.

Un exfoliante para labios casero que funciona muy bien es usar el cepillo de dientes. Pásalo suavemente sobre tus labios cuando te cepilles la boca.

Después de exfoliar tus labios, aplica un poco de bálsamo para hidratarlos.

Recuerda hacerlo una vez por semana, sobre todo en invierno. No solo lucirás unos labios besables, sino también estimularás la circulación y el color natural será más intenso.

¿Qué otro exfoliante para labios casero usas?