Este perro moribundo sobrevivió hasta ver a su dueña casada

perro moribundo

Kelly O’ Conell y Charlie se conocieron hace tiempo, cuando Kelly trabajaba en un refugio para animales y Charlie fue encontrado por unas personas en un carro de la compra y lo llevaron al refugio donde trabajaba Kelly, en ese entonces ella no quería un perro, pero desde que lo vio decidió que tenía que quedarse con él. Charlie, un labrador negro, apenas tenía 12 semanas.

Paso el tiempo y Kelly conoció a James Garvin y se enamoraron, ambos son veterinarios y se casaron en Septiembre, ambos aman a los animales y para ellos era muy importante que Charlie, que ya tenía 15 años, los acompañara en su boda. Desafortunadamente, Charlie había sido diagnosticado con un tumor cerebral ese mismo año, y se encontraba muy débil. Una semana antes de la boda Charlie sufrió cinco ataques y Kelly ya estaba preparándose para sacrificarlo y que no sufriera más.

Las semana de la boda llegó e inesperadamente Charlie dejó de tener ataques. “Parecía un perro nuevo” dijo Kelly. Afortunadamente Charlie pudo asistir a la boda y acompañar a Kelly al altar, aunque tuvo que ser llevado en brazos por la hermana de Kelly. Fue un momento muy emotivo y los invitados estaban conmovido ante tal acto de amor de la mascota de Kelly. “James y yo lo abrazamos y le dijimos ‘lo conseguiste, amigo, lo conseguiste’,” dijo Kelly.

Poco tiempo después de la boda, el 9 de septiembre, Charlie fue sacrificado. Murió tranquilo, frente a la chimenea de su casa, rodeado de su familia.

También podría gustarte