Los espermicidas son una opción anticonceptiva pero no protegen contra las ETS

Los espermicidas tienen una efectividad como método anticonceptivo de entre el 71 y el 82%

Los espermicidas tienen una efectividad como método anticonceptivo de entre el 71 y el 82%

Los espermicidas se usan principalmente como lubricantes de los preservativos ampliando el efecto anticonceptivo de los mismos. También pueden conseguirse en las farmacias en forma de crema, gel, espuma o tabletas. Es imprescindible que se apliquen en la vagina antes del coito. Si se utilizan, para mayor seguridad, durante los juegos previos, debe obviarse el sexo oral.

Está probado que, a pesar de tener una efectividad de alrededor del 80% para evitar embarazos, no resulta como barrera para la enfermedades de transmisión sexual. Además puede provocar irritación, comezón o sarpullido en los genitales. Ante estos síntomas, se recomienda la discontinuación de su uso y la utilización de otro método alternativo.

El espermicida más conocido a nivel mundial es el denominado Nonoxynol 9. Esta sustancia, a pesar de ser de venta libre, puede tener reacciones colaterales como cualquier medicamento. Por lo tanto, se sugiere consultar con el urólogo o el ginecólogo antes de decidirse a utilizarla. Un método anticonceptivo que, combinado con otros de barrera, puede conseguir buenos resultados.