Disfunción eréctil y oxígeno

El oxígeno es fundamental para que un hombre logre una adecuada erección, e interviene en la producción de óxido nítrico, que resulta esencial para evitar la disfunción eréctil. En caso de problemas fisiológicos como causa de la misma, podría hallarse una solución efectiva.

Escena de Tinker Taylor Soldier Spy (Tomas Alfredson, 2011)

La disfunción eréctil, uno de los principales problemas sexuales de los hombres a nivel mundial, genera que los científicos busquen modos de prevenirla y tratarla, en pos de una vida sexual plena para los pacientes que la padecen. Uno de los factores que inciden en esta patología, es el psicológico, que puede resolverse con la ayuda de profesionales que trabajan en el tema.

 

Pero por el lado fisiológico, es decir puramente orgánico, existen estudios que ponen el acento en el óxido nítrico, que juega un papel esencial en el comienzo de la erección del miembro viril, y especialmente en la dilatación de los vasos del cuerpo cavernoso del órgano sexual masculino.

 

Asimismo, el mantenimiento del pene erecto también depende del óxido nítrico, cuya producción, a su vez, depende del oxigeno. La falta de este último deriva en lo que se conoce como hipoxia, habitual en pacientes con problemas cardiovasculares. Es decir, ante la falta oxigeno, se da la hipoxia y se impide la producción del óxido nítrico.