Digitopuntura sexual, todo lo que debes saber

Se trata de una técnica ancestral asiática que utiliza la vagina como órgano fundamental para aliviar dolores

La digitopuntura es, en general, una técnica de curación inofensiva que alivia o reduce los dolores y otros síntomas de la enfermedad. La digitopuntura sexual es la mejor manera de elevar la pasión.

Es básicamente la acupresión en diferentes zonas erógenas. Consiste en hacer presión en determinados puntos del cuerpo.

Permite la estimulación de la mujer y consigue que la vagina y sus músculos se vuelvan más flexibles. Además del placer pos sí mismo, puede aliviar disfunciones sexuales.

Una vida íntima placentera es cuestión de pareja y la digitopuntura sexual permite un ganar-ganar:

Eleva la líbido femenina.
Eleva la líbido femenina.
  1. Boobs sensibles. Encuentra el punto que queda a un dedo hacia afuera del pezón y presiona ligeramente. Muéstrale a tu pareja cómo hacerlo, guíalo con tu mano y siente la pasión.
  2. Eleva la líbido femenina. Con tu dedo índice presiona cinco dedos debajo del centro de tu ombligo.
  3. Adiós sentimientos negativos. Por debajo del hueso occipital (el hueso impar del cráneo que constituye el límite posterior de la cabeza y la mitad de su base) que se encuentra en la nuca. Presiona ligeramente para desbloquear la energía y mejorar tu estado de ánimo, sobre todo en la cama.
  4. Échale una manita. Para aumentar el placer masculino, presiona lentamente el punto que se ubica dos dedos debajo del ombligo.También puedes presionar el punto que se encuentra en el lado interno de las piernas, donde se forma un hueco entre los músculos al tener la rodilla flexionada. Te lo agradecerá.

Miguel Venturián, autor del libro El placer está en los dedos, la presión en los canales donde fluye la energía corporal ayuda a estimular la líbido, por lo que alivia diferentes disfunciones sexuales. Es justo el punto al que toda pareja desea llegar, liberación y éxtasis total.

Y aunque sí hay ciertas reglas de oro, el punto de la técnica es explorar el cuerpo de tu pareja y así encontrar sus zonas erógenas.

 

También podría gustarte