Despedirse de la vida de casado, con una gran fiesta tras el divorcio

Despedirse de la vida de casado

Despedirse de la vida de casado

Suele decirse que siempre se puede hallar un motivo para celebrar, incluso un divorcio, que para muchas personas puede resultar un proceso doloroso y triste, pero para otras es el comienzo de una nueva etapa de su vida, que bien merece un festejo. Hay hombres y mujeres que en para cuando firman los documentos correspondientes, ya tienen todo organizado.

Al igual que al despedir la soltería, muchos divorcios festejan el volver a tenerla

Como una manera de rememorar aquella fiesta en la se despidieron de la soltería, se hacen planes para volver a recibirla. Todo vale para compartir con el grupo de amistades más cercanas una salida a cenar, luego ir a beber una copas para recordar viejos tiempos y, por qué no, acabar en un sitio donde se ofrezca un show de streap tease.

El lema, en estos casos, es Nada es para Siempre, lo que implica que en la vida siempre hay cambios y hay quienes prefieren mirar hacía adelante. Incluso hay negocios montados alrededor de esta nueva forma de tomarse los divorcios, con fiestas especialmente preparadas para ello. Otros prefieren opciones más tranquilas, como una estadía relajante en un spa.