Depilación intima casera

Depilación intima casera

Si eres de las que les gusta hacerse una depilación de las zonas íntimas, pero no tienes tiempo de ir a un centro de belleza, pon atención a estos consejos para hacerte una depilación íntima casera.

Corta los vellos de la zona púbica para que la depilación sea más fácil.

Puedes optar por afeitarte, aunque solo te durará pocos días. Es una forma rápida y sin dolor. Mezcla un poco de tu acondicionador con agua para evitar que el área se te irrite. No presiones mucho el rastrillo cuando te rasures. Es mejor si usas agua fría para no irritar los poros. Recuerda usar ropa cómoda y ligera después de afeitarte.

Si quieres algo más duradero, opta por la depilación íntima con cera. Como te lo imaginarás, este método si es doloroso, pero los resultados valen la pena. Compra cera especial para depilar y pruébala antes en otra parte del cuerpo. Aplícala en sentido contrario de los vellos. Retírala con un tirón rápido y en dirección opuesta al crecimiento de los vellos.

Por último, aplícate gel de aloe vera para suavizar tu piel. Es importante que seas cuidadosa ya que la piel de esta área es muy sensible y puedes lastimarte.

Y tú, ¿ya has probado la depilación íntima casera?