Cuáles son los errores de vestuario que debes evitar en la oficina

Cuáles son los errores de vestuario que debes evitar en la oficina

¿Cuáles son los errores de vestuario que debes evitar en la oficina? Te brindamos una guía detallada que no puedes pasar por alto.

Hay ocasiones en las que necesitas probar tu profesionalismo al inicio de un trabajo, en especial si tomas una pasantía, tus empleadores quieren saber si te pueden tomar en serio. Tú no quieres darles motivos para que piensen que no te interesa, aunque tu comportamiento y rendimiento puedan ser muy buenos, tu apariencia puede indicar lo contrario.

¡Ten cuidado! Toma lo siguiente en cuenta, para no caer en estos errores de vestuario.

  • Tu ropa interior o tirantes del sostén salen a la superficie: Invierte en el tipo de ropa interior adecuada y úsala conforme el atuendo que lleves puesto, una linea de panty que se asoma en tu pantalón o los tirantes que se salen de tu blusa pueden hacer que te veas descuidada.
  • Tu blusa/falda/vestido o lo que sea, es transparente: Depende donde trabajes, incluso una blusa transparente sobre un sostén neutral puede lucir inapropiado, las transparencias pueden causar distracción y tú no deseas eso.
  • Intentas usar el mismo atuendo para salir de noche: Si estás en el trabajo, vístete para el trabajo. Llegar con otro tipo de ropa o cambiarte en el trabajo te hace ver poco profesional, empuja tu cita para más tarde, así te dará tiempo de llegar a casa para arreglarte.
  • Llegas con el cabello mojado: Tu jefe no esperará que cumplas con tareas importantes si no puedes despertar temprano para arreglar tu cabello y lucir presentable.
  • Si necesitas pegar la mano a tus glúteos cada vez que te agachas, tu falda es muy corta: Usa una más larga o simplemente usa pantalones.
  • Tus tacones interfieren con tu trabajo: Si tu jefe te ve caminando en el momento que deberías estar corriendo, creerá que no colaboras o simplemente no te interesa. Considera platillas de silicón, tacones más gruesos o zapatillas de ballet.
  • Tu maquillaje grita de todo menos profesionalismo: Mantén tu maquillaje al mínimo y trata de que se vea natural y bien pulido.
  • Tus atuendos confunden a las personas: Si no quieres que la gente te vea y se pregunte qué pasa por tu cabeza a la hora de vestirte. Pregúntate si tu atuendo es demasiado sexy, estrafalario o revelador, si una pequeña voz te dice que lo es, debes reconsiderarlo.
  • Mientras más delgados sean los tirantes de tu blusa, menor es el chance de que te tomen en serio: Tirantes de spaghetti o blusas strapless son completamente inapropiadas para el trabajo.
  • Tus prendas son demasiado delicadas: Si te vistes solo para verte bien seguramente transmites que no eres capaz de ayudar en nada. Si eres una interna te tocará hacer las tareas que nadie quiere, pero si luces como una princesa nadie pedirá tu ayuda, al final de la pasantía se reflejará de manera negativa.
  • Solo porque eres joven, no significa que esté bien vestirse como niña: Si quieres lidiar con responsabilidades de gente grande, evita a toda costa las t-shirts gráficas con mensajes infantiles, joyería en forma de corazón o atuendos a lo baby doll.

Ahí lo tienes, no dejes que tu arduo trabajo se vea afectado por estos errores comunes. Tu vestuario puede ir acorde a tu calidad de trabajo y profesionalismo.