Consejos para combinar el hogar con el trabajo

mama trabajadora

El ritmo de vida actual ha ocasionado que cada vez sea más complicado para las mujeres que trabajan y son madres combinar la vida laboral con la  familiar, sin descuidar o perjudicar ninguna de los dos.

1. Organízate

El tiempo puede jugar a tu favor o en tu contra, todo depende de cómo te organices y planifiques tu semana. Intenta adelantar tareas, eso te dará cierta ventaja y no estarás con prisa ni preocupada. Una buena idea es preparar la ropa y las mochilas de los niños desde la noche anterior, eso evitará que te vuelvas loca por la mañana. Trata de hacer las compras necesarias los fines de semana y preparar la comida para toda la semana, eso te ayudará a ahorrar mucho tiempo.

2. Adelanta tus pendientes del trabajo

Ser madre no debe impedir que seas eficiente en el trabajo. Una buena concentración y dinamismo será la combinación perfecta para que rindas en el trabajo y alcances tus objetivos. Aprovecha tu horario laboral y “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, si tienes tiempo libre y puedes adelantar trabajo, hazlo.

3. Pide ayuda si es necesario

Aunque en ocasiones te creas la mujer maravilla, no puedes hacer todo tú sola, y habrá ocasiones en las que tendrás que pedir ayuda, ya sea a tus compañeros en la oficina, y a tu pareja en casa. Así que deja el orgullo de lado y delega las tareas que sea posible.

4. No te culpabilices

Permítete  fallar algunas veces, no eres un robot y no saldrá todo perfecto siempre. Así que no te culpes si algo no sale cómo esperabas. Eres humana y tienes derecho a equivocarte debes en cuando.

5. No te exijas a ti mismo demasiado

Eres madre y trabajadora, pero no por eso debes descuidar tu vida individual y tu salud. Organízate y dale a todos los ámbitos de tu vida el tiempo que requieren.

También podría gustarte