Cómo evitar la irritación después de rasurarse las piernas

Irritación después de rasurarse las piernas

¿Te ha pasado que después de rasurarte las piernas te salen pelotitas rojas como sarpullido? No te preocupes, solo usa este consejo y verás que tus piernas ya no se irritarán.

Seguramente ni te imaginabas que la aspirina es la solución a tu problema. Solo tienes que mezclar una cucharada de agua, una cucharadita de glicerina y dos pastillas de aspirina hechas polvo. Cuando la aspirina se haya disuelto por completo, aplica la mezcla en el área afectada después de rasurarte.

La crema de afeitar puede causarte la irritación así que mejor opta por utilizar aceite de semilla de uva. Aplícalo en las piernas y rasúrate como de costumbre. Su alto contenido de ácido linoléico y vitamina E ayuda a que la piel se vea joven, esté humectado y saludable.

Ya no te preocupes de la irritación después de rasurarse las piernas, ¡lúcelas frescas y bellas!

También podría gustarte