¿Cómo escojo un perfume?

Guía rápida de 4 pasos para elegir el adecuado

El olfato es uno de los sentidos que el cerebro ocupa para recordar momentos que han marcado nuestra vida por cierto aroma en especial. No hay nada como el aroma para transportarnos, recordar es volver a vivir. Con estos consejos te ayudamos a encontrar el perfume que tú necesitas para que dejes un recuerdo en cualquier memoria.

 

La rutina

El día que vayas a comprar la fragancia nueva, procura que no hayas consumido alimentos picantes, pescados, que estés enferma o que hayas hecho ejercicio antes. El día que lo compres come pepino pues eso neutraliza el pH.

El café

Los granos del café neutralizan los olores cuando has ya olido demasiadas cosas por un día. Por lo regular las tiendas ya ofrecen estos granitos, pero por si las dudas, te recomendamos llevarte unos en una bolsa abre fácil.

Los aromas

Los perfumes también están diseñados para que los uses a distintas horas del día, por ejemplo, los aromas ligeros y suaves los puedes utilizar durante el día, que son los aromas florales y los frutales o cítricos.

Para la noche es distinto, lo mejor es usar armas como madera, resinas o flores pero más intensas.

En el verano, es ideal los todos ligeros, florales y frutales y en el invierno, los más pesados y de resina.

La aplicación del perfume

Aplica el perfume que vayas a comprar en zonas específicas de tu cuerpo, donde dura más la fragancia, por ejemplo; las tradicionales muñecas, el ombligo, el cuello y detrás de las rodillas.

Evita ponerlo encima de tu ropa porque además de que la manchan, el olor se va al instante.

 

Ahora ya tienes las armas suficientes para ir en busca de esa fragancia que le quede ideal a tu piel, a tu personalidad, pero sobre todo a tu pH, para que pertenezca el olor durante más tiempo.