Buffing, la nueva tendencia de uñas que amarás

Y aunque hacerse el manicure se ha convertido en un ritual indispensable, la mayoría de los esmaltes, por no decir todos contienen sustancias tóxicas para nuestras manos

Buffed, significa “pulido” y esas es precisamente la idea básica de las buffed nails. Es la tendencia de mantener las uñas limpias, sin color y muy brillantes. Di sí al buffing.

Son uñas sin color que se pulen hasta que brillan. Se trata de dejar atrás el esmalte, por lo menos por una temporada.

Y aunque hacerse el manicure se ha convertido en un ritual indispensable para cualquier fashionista, la mayoría de los esmaltes, por no decir todos contienen sustancias tóxicas para nuestras manos.

Entre las sustancias tóxicas que contienen los esmaltes de uñas está el DBP, una toxina reproductiva que produce problemas de riñón, el tolueno, que afecta al sistema nervioso generando fatiga, dolores de cabeza e irritación de ojos. Y el formaldehído, que ha provocado importantes enfermedades por ser respirado, entre ellas el cáncer.

Si llevas mucho tiempo usando un esmalte tras otro es bueno darle un respiro a tus uñas con esta tendencia. No es tan difícil de lograr pero sí requiere (muchos) cuidados.

Vamos al paso a paso:

  1. Retira todo el esmalte y lima gentilmente tus uñas. Redondea las orillas.
  2. Humecta tus cutículas y remoja las uñas en agua tibia con unas gotitas de aceite de olvida por 5 minutos.
  3. Seca muy bien tus manos y empuja la cutícula con un palito de naranjo.
  4. Empareja, pule y abrillanta cada uña. Necesitarás una lima de cuatro lados.
  5. Aplica un humectante para cutículas y crema humectante todos los días.

Solo si tienes las uñas (muy) amarillentas, aplica un esmalte nude.

Menos es más, esmalte nude.
Menos es más, esmalte nude.

Las uñas son una superficie muy permeable que absorbe los materiales que contiene las lacas, directamente al riego sanguíneo. De ahí la importancia de darles un respiro.

Y si de plano no puedes alejarte del esmalte de uñas, hay marcas de cosméticos que ofrecen opciones más ecológicas y sustituyen las dañinas lacas por productos menos agresivos.

Recuerda que menos es más. Para evitar que tus uñas se debiliten y se tornen amarillentas, prueba el buffing. Es lo de hoy.