Beyoncé tendrá una invitada (muy) especial en la sala de partos

Beyoncé está a punto de dar la bienvenida a sus gemelos y Blue Ivy estará con ella

Beyoncé, quien recientemente confirmó su presencia en Coachella 2018, está a punto de dar la bienvenida a sus gemelos y en su afán porque su primogénita, Blue Ivy, no se sienta desplazada, ha decidido que la pequeña la acompañe en la sala de partos.

Según el Daily Star Sunday, la artista y su marido, Jay Z, quieren hacer partícipe a la pequeña y que no se sienta excluida del gran momento

Blue Ivy no entrará en la sala de partos así como si nada. Beyoncé ya ha encargado el diseño exclusivo y personalizado de un trajecito de enfermera. Y como era de esperarse, no se trata de un disfraz cualquiera, se trata de un diseño de la firma francesa Givenchy cuyo precio asciende a más de mil dólares.

Ella es Blue Ivy.
Ella es Blue Ivy.

La conocida como Queen B ha compartido con sus seguidores algunas fotografías de su lujosa rutina que muestran cómo su abultada barriga de embarazada crece semana tras semana.

Poco se sabe acerca de la fecha exacta del nacimiento de los gemelos, Beyoncé y su esposo, Jay Z, se han mantenido con total hermetismo.

La madre de la artista, Tina Lawson, tampoco se ha querido pronunciar acerca del sexo de sus nietos, que según algunos de los rumores que circulan por la red podrían haber nacido ya.

Es también la madre de Beyoncé quien no dudó en alabar la labor de su hija como mamá de Blue Ivy. “Son unos padres increíbles. Ella es muy buena madre, muy paciente y afable”, dijo Lawson.

Beyoncé y Jay Z, además de padres increíbles, son una de las parejas más poderosas de la industria musical.

Beyoncé y Blue Ivy.
Beyoncé y Blue Ivy.

Según Forbes, Beyoncé (35) y Jay Z (47) han generado una fortuna que asciende a 1 billón 600 millones de dólares. Así es, nada más y nada menos.

Y a pesar de la fama y la fortuna, se mantienen como una de las parejas más estables del mundo del espectáculo. No cabe duda que son el uno para el otro.

 

 

También podría gustarte