¿Bañarse con agua fría quita el calor?

Bañarse

Cuando llega el mes de junio, en muchos países se sufre de temparaturas muy elevadas. Si las altas temperaturas no se combaten correctamente pueden llegar a provocar problemas de salud derivados de la deshidratación y la incapacidad del organismo para regular la temperatura corporal.

Los grupos de riesgo, como los niños, los ancianos y las personas enfermas, deben extremar las precauciones. Existen una serie de falsos mitos sobre cómo combatir el calor que pueden llegar a ser contraproducentes.

Cuando se tiene mucho calor, la mayoría de las personas recomienda tomar un baño con agua fría. Ya que de acuerdo con la creencia popular, este hará que la temperatura baje y por lo tanto, se sienta menos calor.

Sin embargo esto no es cierto, ya que al bajar la temperatura del cuerpo bruscamente, el organismo tratará de compensar el cambio para recuperar los 36.5 grados centígrados que son necesarios para cumplir las necesidades fisiológicas. Este proceso implicará un gasto de energía extra que se convertirá en una mayor sensación de calor.

Lo más recomendable es comenzar la ducha con agua caliente y tender poco a poco hacia la templada, comenzando por los pies y terminando por el cuello.

Expertos señalan que la mejor manera de refrescar el cuerpo es tomando una bebida caliente, ya que se estimulará la sudoración, el mejor mecanismo que tiene el cuerpo humano para refrigerarse.