Autismo, no es una enfermedad sino una condición de vida

El autismo es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas

El autismo no es una enfermedad, sino una condición de vida que requiere atención psiquiátrica, neuropediátrica y sobre todo apoyo familiar. Se presenta en cualquier grupo económico-social, y es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas. El autismo daña la capacidad de cualquier persona en comunicarse y relacionarse con los demás. También, está asociado con comportamiento repetitivo, tales como realizar rutinas muy específicas y tener hábitos obsesivos.

La secretaría de salud a través de su cuenta de twitter comentó, que existen dos factores de riesgo para padecerlo; el primero, los ambientales que son por edad avanzada en padres y bajo peso al nacer, así como los genéticos a causa de herencia.

Algunos síntomas de alarma del autismo son:

  • Interacción social deficiente; suele ser detectada cuando los niños son indiferentes en su entorno o cuando enfocan la atención en un objeto o en una persona en concreto, también no suelen responder a verbalizaciones de su nombre y evitan el contacto visual con otras personas.
  • Carecen de empatía para interpretar a situación emocional de las personas de su entorno, así como de sus pensamientos, al ser incapaces de entender las pautas sociales, como pueden ser el tono de voz o las expresiones faciales.
  • Incapacidad de auto conocimiento: en ocasiones se autodenominan en tercera persona, por su nombre propio, en lugar de en primera persona con “yo” o “mi”.
  • Salir de su entorno o de la rutina les produce ansiedad

Ante esta situación, la Secretaría de Salud recomendó acudir de inmediato a especialistas psiquiátricos infantiles y de adolescentes.

También a neuropediatricos para un diagnóstico oportuno, ya que los síntomas deben ser reconocidos durante los primeros dos años de vida.

En México diversos centros y nosocomios brindan ayuda como son el Instituto Nacional de Pediatría y el Hospital Psiquiátrico Infantil en México Dr. Juan N. Navarro. Asimismo el Hospital Infantil de México Federico Gómez y la Clínica de Autismo Elvira Murga del Centro Integral de Salud Mental (CISAME).