Alorgasmia, una fantasía sexual excitante

Fantasías sexuales

Una fantasía sexual excitante es pensar en otro al tener sexo. La alorgasmia rompe la rutina sexual pero ¿será bueno pensar en otro al tener sexo?

En una pareja, particularmente cuando la relación es larga o es difícil romper la rutina sexual, es preciso buscar otras formas de encontrarse en la intimidad de la alcoba. Una buena idea es revelar las fantasías sexuales de cada uno y tratar de hacerlas realidad. ¿Cómo?

Puede que algunos quieran probar juguetes sexuales o hacer el amor en la playa, todo se vale. Una fantasía sexual excitante para muchos, es pensar en otro al tener sexo.

Además de recurrir a los juguetes sexuales, que en el mercado abundan y para todos los gustos, se puede optar por utilizar la mejor aliada en la vida sexual, tanto de a dos como individual: la imaginación. Por ello, la alorgasmia será una fantasía sexual que sí se puede convertir en realidad.

Es cierto que en la mente del otro no se puede entrar, dejando de lado los poderes sobrenaturales. La alorgasmia, según los expertos, es una práctica altamente recomendable.

La alorgasmia, que consiste en pensar en otras personas, hombres y mujeres de acuerdo a cada quien, mientras se mantienen relaciones sexuales en pareja. Sorprendentemente, es cada vez más aceptada en el sexo.

Pero sí es aconsejable que al momento de pensar en otro al tener sexo, es decir, de practicar la alorgasmia, ambos participantes estén al tanto y se pongan de acuerdo. Incluso es factible nombrar a esa persona en la que cada uno piensa, para aumentar la excitación propia y la del otro. De este modo, no hay traición ni infidelidad alguna, solo placer compartido.