5 cosas que sólo las mujeres que duermen con su pareja entenderán

dormir en pareja

Dormir con tu pareja es uno de los momentos más románticos e íntimos que se pueden experimentar en una relación, pero para los que lo han hecho no todo es miel sobre hojuelas y saben que aunque es una experiencia muy linda, también puede ser un poco incómodo compartir la cama con alguien más, aunque se trate de la persona que amas.

1. No dormirán abrazados toda la noche

No porque no se amen o no sean lo suficientemente románticos, sino porque puede ser incómodo para cualquiera de los dos tener sobre el brazo a la otra persona toda la noche, llegará un momento en que te cansarás y querrás cambiar de postura.

2. Cada uno ya tiene su lado de la cama designado

Cada uno escogió dormir en el lado derecho o izquierdo y todas las noches duermen del mismo lado, porque así se acomodan mejor.

3. Es posible que hay peleas por las cobijas

Aunque sea de forma inconsciente seguramente alguno de los dos tendrá muy arraigado el hábito de jalar las cobijas, ya sea porque es muy friolento o porque no está habituado a dormir con alguien más y el otro tendrá que pagar las consecuencias e ir por una cobija extra.

4. Alguno de los dos ronca

Es muy común que alguno de los dos miembros ronque o incluso los dos. Si los dos lo hacen no hay ningún problema, porque se despertarán mutuamente o tendrán el sueño tan pesado que no les importará, pero cuando sólo es uno el que tiene grandes problemas con los ronquidos, puede ser un poco molesto para la pareja.

5. Los besos al despertar son indispensables

El aliento mañanero no es lo más agradable del mundo, todos lo sabemos, pero cuando has compartido tanta intimidad con una persona, eso pasa a segundo término y no les importará besarse al despertar.

También podría gustarte