5 consejos para cuidar a tu bebé este verano

bebe sol

La piel de los bebés es una de las más delicadas, por lo que mantenerla protegida contra los rayos solares se vuelve indispensable en temporada de calor. Si estás pensando en salir de vacaciones a la playa este verano y no sabes qué cuidados necesita la sensible piel de tu pequeño o qué productos utilizar para protegerla, te damos algunos tips.

1. La hidratación es vital

Durante la temporada estival la hidratación se vuelve un asunto prioritario, principalmente para los adultos mayores y los bebés, siendo estos últimos de los más afectados por el calor. Es por eso que se vuelve indispensable que siempre lleves suficiente agua contigo. Si bien la leche materna es la principal fuente de hidratación para los bebés, ya que contiene agua, también puedes mantener a tu bebé hidratado con leche de fórmula, ya que para disolverla también necesitarás agua. En el caso de que tu bebé tenga más de seis meses, seguramente ya habrá comenzado a ingerir otros alimentos, por lo que es importante que te asegures de mantenerlo hidratado todo el día.

2. Protégelos del sol

Es importante proteger la piel de tu bebé sin importar si te encuentras en el exterior en un lugar cubierto. Así como es importante que protejas su alimentación para que siempre esté hidratado, es importante que cuides su piel. Para ello debes utilizar un bloqueador solar con factor de protección solar siempre elevado. Evita exponer a tu bebé al sol lo más posible, principalmente si tiene menos de seis meses. Consulta a tu pediatra para que te recomiende un bloqueador adecuado para tu bebé.

3. Accesorios para protegerlo

Como mencionamos, además de aplicar un bloqueador es importante que evites la exposición de tu bebé al sol lo más posible. Para ello, asegúrate de que no salga a la calle con la cabeza descubierta. Un sombrero o un gorrito te serán muy útiles.

4. Flexibiliza sus horarios

El verano y las vacaciones pueden llevarte a la necesidad de tener que modificar un poco sus horarios, tanto de comida como de descanso. Además de que las altas temperaturas también pueden hacer cambios en su cuerpo, que tal vez puedan alterar el orden que hasta ahora habías establecido para alimentarlo o dormirlo, pero no te estreses. Lo mejor en estos casos es ser un poco más flexible y adaptarte a las circunstancias.

5. Dale fruta

El verano se caracteriza por tener una gran variedad de frutas de temporada, lo que es la opción perfecta para que tu bebé comience a familiarizarse con algunas de ellas. Además le aportarán vitaminas y minerales y te ayudarán a mantenerlo hidratado.

También podría gustarte