5 beneficios de ser flexible que probablemente no sabías

La flexibilidad es una habilidad del cuerpo que algunas personas tiene de manera natural. Depende en gran medida de tu estructura ósea y de tus músculos. Si tu no te consideras una persona flexible no te preocupes, también puedes obligar a tu cuerpo que lo seas.

Tener la habilidad de ser flexible tiene increíbles beneficios.

Si eres deportista, mejorará tu desempeño en otras disciplinas.

Cuando tu cuerpo puede estirarse sin complicaciones tiende a responder más rápido en determinadas situaciones. Además la flexibilidad ayuda en el crecimiento de nuevos músculos y el aumento del control motor.

Te hace más ágil en tu vida diaria.

Si eres flexible notarás que la vida diaria se vuelve más fácil y menos agotadora. Tu rango de movimientos aumenta y estarás más despierta. ¡No te dará flojera levantar eso que se te cayo!

Previene lesiones y enfermadades.

Un cuerpo flexible siempre tiene sus musculos preparados para un entrenamiento. Incrementa el flujo de sangre y mejora la circulación, lo que se traduce como a un cuerpo más protegido contra enfermedades y problemas del corazón.

Mejorará tu postura.

Si estas rígida tus ligamentos y músculos probablemente estarán en los lugares incorrectos que a su vez generan mala postura. Estirar el cuerpo corrige la tensión entre los ligamentos y las articulaciones, acomodando todo.

Te ayuda a comprender mejor tu cuerpo.

La flexibilidad hace que estés consiente de todo tu cuerpo. Puedes entender lo que necesitan las partes importantes y todo es gracias a la combinación de los factores anteriores. Recuerda que nunca debes subestimar la relación entre cuerpo y mente.

 

 

También podría gustarte