5 aprendizajes que te dejan las malas relaciones

relaciones que fracasan

Un fracaso amoroso siempre es doloroso y aceptar que esa persona que creías que era tu alma gemela y tú nunca iban a poder ser compatibles no es fácil, pero si necesario, y es que no hay nada peor que aferrarte a una relación que no está funcionando. Tal vez en este momento sientas que todo está mal y que el dolor va a ser permanente o que nunca lo superarás, pero te equivocas, tarde o temprano el dolor desaparecerá y serás capaz de visualizar las lecciones que obtuviste de esa relación.

Te decimos 5 aprendizajes que te dejan las malas relaciones:

1. Nadie te pertenece

Cuando vives una relación codependiente que se caracteriza por ser controladora y posesiva, y por la necesidad de estar junto a la otra persona, después de un largo procedo de duelo, terminas por darte cuenta de que ninguna persona es de tu propiedad y que debes aprender a amar en libertad y dejar ir a las personas cuando decidan que ya no quieren permanecer en una relación.

2. Son un reflejo de nosotras mismas

Lo primero que debes comprender es que si viviste esa experiencia y tuviste una relación con esa persona, es porque tu nivel de consciencia era el mismo que el de él, y era necesario que lo vivieras para crecer y trascender. Así que si por alguna razón sientes que estás repitiendo el mismo patrón y no estás eligiendo bien a tus parejas, eso puede significar que no has trascendido algo de ti misma.

3. Nadie cambia por otra persona

Muchas veces cuando nuestra pareja tiene características que no nos gustan, nos creamos la expectativa de que esa persona va a cambiar por amor a nosotros, pero eso no necesariamente tiene que ser así. Todos tenemos una esencia que no cambiará porque alguien más nos lo pida. Una persona sólo cambiará cuando lo decida, no cuando alguien más se lo pida.

4. La tristeza no es para siempre

Terminar una relación en la que tenías puestas todas tus expectativas puede ser muy doloroso, al grado de que puedas pensar que nunca superarás la ruptura o que nunca dejarás de sentirte triste. Sin embargo, si te das la oportunidad de conocerte mejor, contactar contigo misma y estar sola un tiempo, te darás cuenta de que pronto abandonarás el papel de víctima de la situación y entenderás por qué sucedieron las cosas de esa manera.

5. De todas las experiencias aprendemos algo

Sin importar lo desastrosa y negativa que pueda parecer la situación, tarde o temprano te darás cuenta de que necesitabas vivir esa experiencia para crecer como persona, trascender aspectos que te limitan y darte cuenta de tu fortaleza interna.

También podría gustarte