4 remedios caseros para eliminar el mal aliento

mal aliento

¿Ya no sabes qué hacer para combatir tu mal aliento? ¿Has intentado con enjuague bucal, mentas y chicles y nada te funciona? La halitosis o mal aliento es un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo y puede tener diversas causas, por lo que su diagnóstico puede ser un poco complejo. Entre sus causas más comunes se encuentran una mala higiene bucal, sarro bacteriano, restos de comida en la lengua, infecciones de garganta, nariz, faringe y estómago.

Sin embargo, existen algunos remedios naturales para combatir el mal aliento, sin necesidad de acudir al médico, te presentamos algunos:

1. Vinagre de manzana

Las propiedades del vinagre de manzana contra el mal aliento están más que probadas, tanto así que, la gente lo ha utilizado con este fin durante años. El vinagre de manzana tiene propiedades antibacterianas y antivirales que ayudan a la reducción de los niveles de toxicidad, evitando así la halitosis. Sus efectos son:

  • Elimina bacterias en tu boca
  • Ayuda en la digestión de los alimentos ingeridos

Modo de uso

  • Utilízalo como enjuague bucal. Combina ½ cucharada de vinagre de sidra de manzana con un vaso de agua y haz gárgaras con esta solución por un intervalo de 10 segundos y repite hasta que se vacíe el vaso.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ayuda a cambiar el nivel de pH en el interior de la boca, combatiendo las bacterias que causan la halitosis. Además es eficaz para transformar el ambiente en la boca y disminuir el crecimiento bacteriano.

Modo de uso

  1. Mezcla el bicarbonato de sodio con la pasta de dientes y cepíllate como de costumbre.
  2. Utilízalo como un enjuague bucal. Se pueden hacer grandes lotes de enjuague bucal hirviendo ocho onzas de agua y luego agregando una cucharadita de bicarbonato de sodio. Guarda la solución en un recipiente esterilizado. Para una sensación más fresca, puedes añadir unas gotas de aceite de menta.

3. Consume de tres a cuatro hojas de hierbabuena por la mañana.

4. Consume bebidas que contengan clorofila.

También podría gustarte