3 remedios caseros para eliminar el dolor en las rodillas

dolor en la rodilla

El dolor de rodillas es uno de los padecimientos más comunes, por lo que existen muchos medicamentos que ayudan a mitigarlo, entre ellos los antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno, naproxeno, etc.). Sin embargo, éstos pueden tener graves efectos secundarios a largo plazo, tales como úlceras, dispepsia, arteriopatía coronaria, enfermedad cardiovascular e infarto de miocardio.

Por ello, lo mejor es tratar este tipo de dolencia de forma natural. Una buena alternativa para hacerlo son estos tres remedios caseros.

1. Aceite de jengibre

Un estudio realizado en 2007 analizó los efectos del masaje con aceite de jengibre en personas mayores con dolor de rodilla y encontró una reducción en el dolor de rodilla y una mejora considerable en la rigidez. Sin embargo, los efectos del mismo no se mantuvieron pasadas las 4 semanas, por lo que el aceite de jengibre es un buen tratamiento a corto plazo.

¿Cómo utilizarlo? Aplica sobre tu rodilla de 5 a 10 gotas de aceite de jengibre mezcladas con una cucharada sopera de aceite de coco y déjalo reposar durante 30 minutos, luego lava con jabón y agua. Aplica esta mezcla de aceite de jengibre una vez a la semana.

2. Aceite de eucalipto y menta

Los aceites esenciales de menta y eucalipto contienen mentol como ingrediente activo, el cual activa los “receptores de frío” y ayuda a calmar el dolor.

¿Cómo utilizarlo? Combina cinco gotas de aceite de eucalipto con cinco gotas de aceite de menta y una cucharada de aceite de coco. Luego, masajea la mezcla sobre tu rodilla y deja actuar de 15 a 30 minutos. Para incrementar el efecto refrescante, aplica una compresa de hielo sobre tu rodilla mientras descansas.

3. Té de jengibre y cúrcuma

Para preparar este té sólo necesitas agregar 1 ½ cucharada de cúrcuma (fresca, rallada) y 1 ½ cucharada de jengibre (fresco, rallado) a una cantidad de agua equivalente a una taza grande y hervir. Déjalo reposar durante 10 minutos, después cuélalo en una taza y agrega una cucharadita de miel orgánica (opcional).

Si bebes este té caliente una vez al día, reducirás la inflamación, la hinchazón y el malestar en tu rodilla. 

También podría gustarte