10 cosas que sólo las mujeres que viven solas entenderán

vivir sola

Lo soñaste durante años, mientras ibas en la universidad: Independizarte de tus padres y mudarte a tu propio departamento, sin reglas, sin regaños, sin horarios, sin responsabilidades, sólo con diversión y fiestas, al menos así lo soñabas antes de que ocurriera. Ahora te has mudado y tal vez la realidad sea un poco distinta a la que soñaste, pero no por eso deja de ser una experiencia muy enriquecedora que te ha ayudado a ser una persona mucho más independiente.

Si ya te mudaste de la casa de tus padres y ahora tienes que pagar tus propias cuentas, te presentamos 10 cosas con las que sólo las chicas que viven solas se identificarán:

1. Las sopas instantáneas se convierten en tu salvación cuando no hay suficiente tiempo o presupuesto.

2. Te enteras que la basura se tiene que tirar, no tienes idea de quien lo hacía cuando vivías con tus padres.

3. Te vuelves adicta a las series.

4. Te percatas del poco tiempo que dura el papel de baño, y el shampoo, y el acondicionador y el jabón y todo lo demás.

5. No tenías idea de que todo fuera tan caro.

6. Puedes andar desnuda o en ropa interior por la casa sin que nadie te moleste.

7. Puedes comer en la cama mientras ves una película.

8. Y hacer fiestas hasta el amanecer, siempre y cuando no molestes a los vecinos, claro.

9. Puedes beber directo de la botella de vino o del envase de leche, porque no necesitas compartirlos con nadie más.

10. Experimentas la sensación de tener un refrigerador vacío en más de una ocasión.

También podría gustarte