Sexo bizarro: Estrangulación erótica

Sexo bizarro: Estrangulación erótica

El término apropiado para esto es hipoxifilia o asfixiofilia. Se trata de cortar la respiración de un hombre durante el acto sexual. Para esto se usan las manos o cualquier otro objeto. Por supuesto que el objetivo no es asesinar a alguien o morir por la falta de oxígeno.

La disminución del flujo sanguíneo al cerebro multiplica el placer sexual. La idea es usar un elemento externo para causar la asfixia mientras se disfruta enormemente del placer que esta produce. En algunos burdeles esta es una práctica común, en especial en los que tienen tendencias sadomasoquistas.

Pero también es peligrosa. Puede causar problemas en el cerebro por la falta de oxigenación, lo que se traduce en daños irreversibles e incluso la muerte. No es una práctica que recomendamos a personas que buscan placeres intensos, a menos que vayas con una profesional.

 

También podría gustarte