Remedios caseros para el cuidado de la piel

Un hombre cuida su piel con un remedio hecho en casa

Cada vez los hombres nos sentimos más presionados por nuestra rutina laboral y personal a tener un buen aspecto las 24 horas del día.

Por eso de un tiempo a esta parte han proliferado productos para el cuidado cutáneo específicamente orientados al público masculino.

Si bien, todas estas nuevas marcas implican un desembolso de dinero que nunca habíamos dedicado a ese fin y que puede suponer una merma en nuestros ingresos económicos.

Por suerte, existen numerosas alternativas al alcance de tu mano para conseguir tener una piel completamente sana, higiénica y brillante. Te acercamos algunas de las más comunes. ¡Toma nota!

  • Bicarbonato de sodio como exfoliante: Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con otra de agua o jugo de limón hasta conseguir una pasta. Úsela en su cara y cuerpo para exfoliar suavemente la piel. Enjuaga finalmente con agua tibia y sécate con una toalla.
  • Pepino como hidratante: Corta un pepino fresco en rodajas grandes y restriégalas por toda tu cara y cuello. Dejaque actúe durante toda la noche y lávate con agua tibia por la mañana. Repítelo a diario antes de ir a la cama.
  • Aceite de coco como antioxidante: Calentar levemente un poco de aceite de coco en el microwave. Aplica el aceite caliente por toda tu piel mientras la masajeas durante unos diez minutos. Enjuágate con agua tibia y repite el tratamiento una vez cada dos días.
  • Tomate y yogur como mascarilla: Mezcla dos tomates maduros y una cucharada de yogur natural -en la licuadoras si es posible- hasta conseguir un puré. A continuación, aplícalo en tu piel dejando una buena capa. Deja que actúe de 5 a 10 minutos y enjuaga la zona. Repite una vez por semana.
  • Aloe Vera como epitelizante: Obten el gel puro de aloe vera cortando una hoja de la planta y separando la piel interior, aplícalo en lesiones como granos, eccemas, quemaduras o abrasiones para favorecer su cura.
  • Limón como astringente: Aplica el jugo de un limón de manera firme pero suave en las zonas en las que tengas granos para secar la piel que los rodea y eliminar la grasa sobrante que los alimenta.

Con estos remedios caseros te aseguramos que conseguirás mantener un cuidado de la piel óptimo que se reflejará externamente con un aspecto mucho más brillante y juvenil.

También podría gustarte