¿Qué son los ejercicios isométricos?

Los ejercicios isométricos nos sirven para aumentar la resistencia de nuestros músculos.  Estos ejercicios buscan someter a los músculos a cierta tensión, sin que exista movimiento. Por ejemplo, cuando empujamos una pared o apretamos una mano contra otra.

Los ejercicios isométricos fortalecen los músculos sin forzar las articulaciones. Para realizar estos ejercicios no es necesario tener equipamiento, ya que estos pueden hacerse en cualquier lugar. Además, son muy seguros para personas con problemas en los huesos o lesiones que no les permiten mucho movimiento.

Estos ejercicios ayudan a mejorar la presión sanguínea, quemar muchas calorías, mejorar la flexibilidad y tener un cuerpo más definido. Los ejercicios isométricos requieren de poco esfuerzo y son muy efectivos. Por esta razón, están muy de moda en la actualidad.

¿Practicarías ejercicios isométricos?

También podría gustarte