Qué esperar cuando te mudas con una mujer

Qué esperar cuando te mudas con una mujer

La idea suena a ganar, ganar y ganar. Ya sea que te mudas con una compañera de piso o te vas a vivir con tu novia. Ellas se ven tan cuidadosas de su imagen que lo más seguro es que sean así en sus casas. Te imaginas una tacita de plata y la verdad es que estamos por reventar esa burbuja. Esto es lo que puedes esperar al mudarte con una mujer.

  • Pelo. Mucho pelo por todos lados, en la ducha, en la comida y en la ropa.
  • Ropa interior secándose en cualquier parte. Literalmente en cualquier parte. Lámparas, gabinetes y demás. Cualquier cosa menos en la secadora.
  • Productos de cuidado y aseo personal por todo el baño. Jamás vas a ver tantos frascos de colores, ni en los laboratorios de los dibujos animados.
  • La mitad de su ropa en el clóset y la otra mitad en el suelo. ¿Por qué? No lo sabemos. Es más cuando preguntamos nos vieron con ojos de muerte.
  • Pintura de uñas en lugares inexplicables. Los accidentes pasan, en rojo perla #54.
  • Zapatos en lugares extraños. No es fácil de comprender por qué, pero las mujeres tienen muchos, muchos pares de zapatos y no siempre en dónde guardarlos todos.
  • El comportamiento femenino se pierde al cruzar la puerta. Aunque no todas, la mayoría son tan puercas como nosotros. Pero a diferencia de nosotros, ellas saben comportarse en público.
  • Ellas comen y beben más que nosotros. Cómo demonios se mantienen bien, ni idea. Pero si abres una bolsa de totopos, dala por perdida.
  • Eventualmente la verás hacer algo totalmente desagradable. Por eso, y por tu seguridad, siempre toca la puerta antes de entrar. Siempre.

Pero ciertamente tiene muchas ventajas vivir con mujeres. Así que no dejes que nadie te diga que es una locura y media. Recuerda que muchas parejas, aunque no sean pareja, viven juntos en paz.

También podría gustarte