¿Por qué dejar de fumar engorda?

Dejar de fumar

Dejar de fumar tiene muchas cosas positivas, pero también puede hacer engordar a algunos. Esto es tomado como una excusa para no dejar el vicio. Para que conozcas más del tema, a continuación te decimos algunas de las razones por las que dejar el cigarro puede provocar un aumento de peso. ¡Toma nota!

 

La nicotina es la sustancia que hace que seamos adictos al cigarrillo. Cuando dejamos de fumar, nuestro cuerpo deja de recibir esta sustancia y se producen muchos cambios en el organismo. En muchos casos, la temperatura del cuerpo desciende al menos en un 6%. Esto provoca que las calorías no se consuman adecuadamente y se almacenen. Pero con el tiempo, el sistema se normaliza y dejaremos de acumular grasa.

Muchas personas, sustituyen el cigarrillo por el consumo de comida. Esta brinda la sensación de placer y relajación que la nicotina daba. Por esta razón, muchos dicen engordar cuando dejan de fumar. La realidad es que cambiaron un vicio por otro.

La falta de nicotina puede tener un efecto en el sistema digestivo, provocando problemas para la asimilación de ciertos nutrientes y la producción de jugos gástricos. Esto hace que la comida se procese de forma más lenta y se acumule grasa. Con el tiempo de haber dejado de fumar, el sistema se normaliza.

Si has dejado de fumar y notas que estás subiendo de peso, lo mejor es que visites a un médico para que te ayude.

También podría gustarte