Un par de trucos para bajar la panza

Un par de trucos para bajar la panza

Si quieres dejar de ser el barrigón de la foto, te proponemos algunos cambios que puedes hacer en tu alimentación para perder peso y, en especial, bajar la panza.

La comida más importante del día es el desayuno. Las investigaciones demuestran que si te saltas el desayuno en realidad aumenta tu tendencia a acumular grasa. El desayuno es esencial, principalmente porque luego de muchas horas de no comer, esta comida manda el mensaje a tu cuerpo de que comience a quemar combustible. Si no desayunas tu cuerpo tomará esa mínima oportunidad para pasarse a un modo de acumulación de grasas.

Bebe mucha agua. Es la “regla de oro” para adelgazar y para que todos los órganos del cuerpo funcionen como se debe. Si bien es cierto que durante los meses de frío no suele tenerse mucha sed, igualmente hay que obligar al organismo a nutrirse de este líquido tan preciado. No hay excusas: dos litros por día para remover las grasas y eliminar toxinas.

Recuerda que es muy importante que te mantengas bien hidratado y que no te saltes el desayuno por ninguna razón.

También podría gustarte