Los momentos incómodos en los que te traiciona tu amigo

Momentos incómodos en los que te traiciona tu amigo

No estoy hablando de tu amigo, Pepe. Estoy hablando del que todas las mañanas te juega una mala pasada y te hace algunas noches muy interesantes. Sí, de tu pene. Porque no siempre está de tu lado y por lo menos alguna vez te ha hecho pasar una vergüenza por una erección involuntaria.

  • Cuando vas a orinar en la mañana y no puedes. Porque si lo haces vas a causar un desastre que no quieres limpiar.
  • Te quedaste con tus amigos en la casa de alguno y amaneces palote. No solo eso, todos se dan cuenta.
  • En la piscina. Todos felices y contentos, hasta que alguien grita: ¡La tiene parada! Y sientes que el color sube a tu cara.
  • Esa vez que te diste cuenta que el roce del pantalón del uniforme de la clase de deporte se soba demasiado.
  • Cuando vas en un bus lleno a reventar y no puedes evitar rozarte con esa chica guapa que es mucho mayor a ti y va con el novio.
  • Cuando estás hablando con una amiga. No hay nada entre ustedes y no quieres que lo haya, pero el cuerpo te traiciona. Y ves como tu amiga se va confundida y avergonzada de haber visto algo que no quería.

Hasta ahora todas fueron mientras eras un pequeño puberto. Pero las que no quieres que te pasen después de los 18 son:

  • Cuando no colabora. Es el momento ideal, el lugar indicado y la chica más guapa con la que has estado y nada.
  • Cuando estás con la familia de tu novia y te das cuenta que te ven con una expresión torcida.

Lo importante es que sigue siendo tu amigo. En las buenas, las malas y las peores. ¿Se te ocurren algunas otras ocasiones en las que fuiste traicionado por tu amigo?

También podría gustarte