Juegos eróticos para gays

Juegos eróticos gay

No importa si eres activo o pasivo, si te gustan las experiencias fuertes y quieres multiplicar el placer tenemos algunos juegos que te ayudarán a experimentar cosas nuevas con tu pareja.

  • Cualquier lugar vale, menos la cama. En la cocina, oficina, el baño, las gradas, en el patio. Donde sea está permitido por 24 horas a excepción de la cama. Si eres más arriesgado en cualquier lugar público es bueno. En la playa en el bus o en un ascensor. La idea es variar y aumentar la adrenalina.
  • Los hombres toscos, rudos, rasposos y callejeros son una fantasía recurrente. Y hablando de fantasías, qué tal un poco de juego de rol. Embárrate de pintura mientras pintan una pared, o de mezcla mientras arreglan una pared. Es la ocasión perfecta para cumplir con estas fantasías.
  • ¡Disfrázate! Si te llama la atención un policía con espalada ancha o un bombero con pectorales definidos, esta es la ocasión para conseguirte uno. Déjate seducir por las miradas lascivas de un militar capaz de hacerte cualquier cosa y da rienda suelta al placer.
  • “Al principio duele, pero después te gusta”. Déjate atar y ser tratado como un cualquiera, que te insulten y peguen. Esta es la fantasía de muchos. Si defines los límites puede ser algo que disfrutes mucho de tu lado sado.

Así que ya tienes algunas ideas para explorar esas fantasías y hacer que el placer sea más extremo. ¡A disfrutar!

También podría gustarte