Descubre los beneficios que tiene el sexo para tu cuerpo

Según la definición proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es el acercamiento positivo y respetuoso a la sexualidad, así como la posibilidad de tener experiencias placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Siendo bastante más prosaícos diremos que el sexo es el mejor alimento del espíritu y la manera más placentera de sudar las sábanas. Además de los beneficios espirituales que nos ofrece la práctica del sexo, también hay que añadir que el sexo, siempre y cuando se realice con precaución, aporta significativos beneficios para la salud como, por ejemplo, para el corazón o para la piel.

Diversos estudios que acaban de aparecer en las principales revistas de investigación médica confirman estas teorías y nos muestran que la dieta más saludable para nuestro cuerpo no es la de las alcachofas ni mucho menos la propugnada por Dunkan sino una basada en el rico sexo. Aquí van algunos de los principales beneficios de esta bendita actividad:

1. Protege el corazón. La actividad sexual tiene una relación inversamente proporcional con la presencia de enfermedades cardiovasculares. De hecho, un estudio publicado en ‘The American Journal of Cardiology’ sentencia que los hombres que mantienen relaciones sexuales dos veces a la semana tienen un 50 por ciento menos de probabilidad de sufrir un infarto frente a los que practican sexo una vez al mes.

2. Fortalece el suelo pélvico. Se trabajan los músculos que permiten el sostén del útero, la vejiga y el intestino. Tener un suelo pélvico en forma nos proporciona placer, seguridad y calidad de vida, ya que si se debilita surgen cuestiones graves como la incontinencia de orina, de gases, de heces, el descolgamiento de los órganos pélvicos o la dificultad para la práctica del sexo.

3. Mejora la piel. Aumenta la hidratación sobre el sistema inmune, evitando algunas enfermedades, por el incremento en la producción de glóbulos blancos, o a nivel psicológico, por la segregación de hormonas que contribuyen a la felicidad o a un mejor descanso.

4. Facilita el pensamiento creativo. A la hora de practicar sexo procedemos a liberar un buen número de hormonas como las endorfinas, la oxitocina, la serotonina y la prolactina. Estas hormonas se combinan para actuar de un modo directo sobre los circuitos de recompensa cerebrales y son las responsables de generar sentimientos tan básicos como la tranquilidad, la euforia o la analgesia.

También podría gustarte