Cuatro alimentos básicos para los deportistas

Hay una máxima latina que afirma ”mens sana in corpore sano”, una frase que a pesar de tener miles de años está más vigente que nunca con la explosión deportiva que estamos viviendo en los últimos años.

A la hora de practicar deporte, ya sea a nivel profesional o amateur, la alimentación es uno de los pilares más importantes. Y es que una alimentación descuidada puede provocar que nuestro cuerpo no responda de la manera más adecuada, mientras que llevar una dieta equilibrada reduce el riesgo de lesiones y consigue  que el deportista pueda mantener el ritmo de competición o entrenamiento.

Aquí te ofrecemos una serie de opciones culinarias que desde ahora se convertirán en tu mejor aliado:

Controlar las calorías: En los desplazamientos, ya sean largos o cortos, las necesidades energéticas disminuyen entre 1.000-1.500 kilocalorías, debido a la falta de entrenamiento. Hay que tener cuidado con las esperas en los aeropuertos, ya que hay muchos restaurantes de comida rápida que puede provocar una consumo exagerado de calorías en poco tiempo.

Que no te falten los frutos secos: Un básico de los deportistas, como una copa de whisky para las estrellas del rock. Por ello se recomienda encarecidamente  llevar en la maleta algún de alimento para ingerir en el trayecto, sobre todo frutos secos que constituyen una magnífica opción para llevar durante los viajes por su gran aporte calórico y vitamínico.

Antioxidantes: consumir alimentos que contengan sustancias antioxidantes puede prevenir lesiones del tejido muscular tras largas sesiones de entrenamiento y ayuda a obtener un buen rendimiento físico. Estos actúan como defensa contra los radicales libres, moléculas inestables y altamente reactivas, que generan una desorganización en las membranas del organismo.

¿Vitaminas? Por supuesto: La escasez de vitaminas como la B1 o la tiamina puede disminuir la eficiencia de los sistemas energéticos. Además, la vitamina B6 o piridoxina participa en el metabolismo de las proteínas y es necesaria para la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y la noradrenalina.

También podría gustarte