Cuáles son las zonas erógenas masculinas

Zonas erógenas masculinas

Por lo general te ayudamos a encontrar y explotar las zonas erógenas femeninas para ayudarte con tu relación de pareja, pero también es importante que conozcas las zonas erógenas de tu cuerpo para que aprendas a maximizar el placer en tus relaciones.

  • Pies. ¿A quién no le gusta un masaje en los pies? Si consigues que ella te de un masaje recuerda que los talones son puntos de presión que te pueden causar excitación sexual. Pídele que use la boca o los senos para darte el masaje.
  • Orejas. Es una de las zonas erógenas que casi no se usan en el cuerpo de los hombres. La forma de estimularlas es poniendo el pulgar y el índice en donde el lóbulo y la oreja de conectan y tirar suavemente de ella hacia abajo.
  • Atrás de las rodillas. Es una parte altamente sensible y por lo general lo único que se consigue allí son cosquillas. Pero cuando la temperatura sube, las caricias y los besos en esta zona son altamente excitantes. Un masaje en este lugar puede hacer maravillas también.
  • El interior de los muslos. Las caricias en los muslos pueden encender las cosas rápidamente. Una forma de estimular esta área es moviendo los dedos de arriba para abajo en los muslos.
  • La mente. Es el órgano sexual más importante en todo el cuerpo. No solo da las órdenes de empezar, sino de terminar las relaciones sexuales. Si ella te susurra algo sexy al oído la mente se activa inmediatamente. Recuerda que cuando la mente se excita el cuerpo también lo hace.

Estas son algunas de las zonas erógenas que puedes compartir con tu pareja para mejorar sus relaciones, prueba también con la frente y la nuca. Recuerda que lo más importante es la práctica. Así que, ¡A practicar!

También podría gustarte