Consejos para elegir el ancho de corbata más adecuado

Camisa y corbata preparadas para ser usadas

Si ya es difícil combinar los colores de nuestras prendas con las corbatas que utilizamos en nuestro día a día, no re gustará saber que también hay que tener cuidado con el ancho de las palas que usamos en cada ocasión.

No obstante, te aseguramos que una vez conozcas las diferencias entre los distintos anchos de corbata verás que se utiliza de manera progresiva, de la más estrecha a la más ancha, según la importancia y el protocolo asociados al evento al que acudamos.

Aquí tienes un claro y conciso esquema para ayudarte a elegir el ancho adecuado para cada ocasión.

  1. Hasta 4 centímetros (1’5 pulgadas) de ancho: Esta es la corbata que utilizarás para las reuniones más informales. La corbata con menos de 4 centímetros de anchura se asocia al movimiento rock, por lo que podrás cobinarla con jeans, camisas de fantasía y elementos retro, como hebillas o zapatos decorados.
  2. Entre 4 centímetros y 6 y medio (Entre 1,5 y 2,5 pulgadas): Las corbatas con este ancho han sido popularizadas en los terrenos profesionales gracias al éxito de la moda recuperada de series como ‘Mad Men’. Su estilo también es vintage, pero más moderado que las anteriores. Esta corbata la puedes usar tanto en el trabajo como en una reunión afterwork.
  3. Entre 6,5 centímetros y 8 (Entre 2,5 y 3 pulgadas): Este tipo de corbata es el más clásico y  extendido en los entornos laborales, pero cada día pierde presencia en círculos informales y/o vespertinos. A pesar de que mucha gente la ve algo anticuada, será la elección perfecta para una entrevista de trabajo, por ejemplo.
  4. A partir de 9 centímetros (Más de 3,5 pulgadas): Estas corbatas sólo están recomendadas en situaciones donde el protocolo requiera vestir un traje de gala. Este ancho, también conocido como ”italiano”, ha de evitarse en el día a día por su fastuosidad, pero aporta un elemento de alta distinción en, por ejemplo, una recepción institucional.