Cómo quitar el mal aliento y el olor a cigarro

Cómo quitar el mal aliento

No dejes que los malos olores te arruinen las oportunidades. Estos son algunos consejos para que, aunque no tengas dulces de menta (o un cepillo de dientes) a la mano, nada arruine tu día. Te decimos cómo quitar el mal aliento y el olor a cigarro.

  • Quítate el olor a cigarro. Usa la secadora de cualquier baño para que el calor vaporice las moléculas de humo de tu cabello y tu chaqueta.
  • Mal aliento. Si te huele la boca a alcantarilla y necesitas una solución, mezcla peróxido de hidrógeno con agua y enjuágate la boca. ¿No tienes peróxido?
  • Mal aliento y no llevas el peróxido. ¿Por qué no llevas el peróxido? Siempre deberías… bueno, si estás en una oficina o en un restaurante consigue un poco de agua caliente y sal. Enjuaga y aprovecha que es genial para aliviar problemas de la garganta. Haz gárgaras también.
  • Olor a ajo. Consigue de emergencia una cáscara de limón y un poco sal. Mastícala un poco y asunto arreglado. Tal vez no sea tu primera opción, pero funciona.

Estas son algunas de las soluciones prácticas, bueno, la del peróxido no. Son soluciones que puedes usar en caso de emergencia. Te recomendamos también que lleves un cepillo de dientes de bolsillo y una colonia. Eso, o lleva peróxido contigo siempre.

 

También podría gustarte