Cómo manejar el pasado de tu pareja

Aprende a lidiar con el pasado de tu pareja

Una de las cosas más difíciles en una relación es manejar el pasado de tu pareja. Debes tomar en cuenta que a menos que sean primeros compañeros en diferentes aspectos, la psicología del ser humano nos hace malas jugadas y nos lleva a lugares oscuros de nuestra mente al pensar cómo fueron las relaciones pasadas de nuestra pareja. Esto es algo inevitable y muy común; no debes hacerte de menos por sentir celos de sus exnovios o por tener curiosidad sobre tu desempeño, pero sí puedes tomar acciones que te ayuden a no fracasar en esta relación por motivos de autosabotage.

Recuerda que todos tenemos un pasado y que puede hacer algún tipo de ruido en la relación, sobre todo si ha sido un pasado intenso o con mucha inclinación hacia el desorden, pero te damos algunos consejos para que, si estás en una relación muy positiva y que tiene futuro, no alimentes más a los monstruos de la inseguridad.

  • Lo que no fue en tu año, que no te haga daño. Si tu relación es sólida, ni los recuerdos de relaciones pasadas podrán afectar los sentimientos que tu pareja tenga hacia tu persona. No busques entre los cajones viejos de la persona que amas, pues puedes encontrar cosas que te lastiman y que a tu pareja ya no le importan.
  • No preguntes cosas que realmente no quieras saber. Hacer preguntas al estilo de la película Closer nomás te pueden confundir y herir. Hay respuestas que no necesitas saber. Hay temas que realmente no afectan a la relación en la que estás. Por esto mismo, concéntrate en lo que tienes en este momento y no te inclines por averiguar cuántas personas fueron, ni mucho menos en qué posiciones.
  • Ponle atención al presente y al futuro. No permitas que algo que pasó hace meses o años quite el mérito a lo que han logrado como pareja. Haz planes con ella y busca eliminar los pensamientos negativos.
  • Háblalo sin dar tu brazo a torcer. Si en dado caso resuelves que lo mejor es conversar sobre lo que te incomoda, no des pie a que lo que sale de tu boca pueda ser tomado en tu contra. En estos casos, mostrarte vulnerable puede hacerte daño a largo plazo. Muéstrate seguro de lo que tienes y comenta qué aspectos te hacen sentir mal, pero no des tu brazo a torcer.
  • Concéntrate en lo que han construido. Puede ser que con su ex tu pareja haya hecho cosas más locas, pero evalúa tu relación: ¿Acaso era eso lo que tu pareja necesitaba? ¿No ves que se encuentra muy feliz y cómoda contigo?
  • Haz una lista de tus cualidades como pareja. Puedes pedirle que te ayude con esa lista; verás por qué está contigo y cuáles son tus ventajas por sobre su pasado.
  • No traigas a colación tu pasado, y explícale a tu pareja que no quieres conocer mayores detalles del suyo. El tema es inevitable, pero la sutilidad y el tacto debido harán que todo sea menos difícil.
  • Respeta sus silencios. Lo más seguro es que tu pareja no quiera contarte algunas cosas de su pasado, y esto es una decisión personal. Entre más la presiones, más dolorosa será la respuesta. ¿Es necesario saber las singularidades de algo que pasó antes de ti? ¡No! Concéntrate en el presente de la relación.

Estos son solo algunos consejos que puedes tomar en cuenta. No olvides cultivar el amor y las atenciones que debes brindarle a tu pareja y no dejes que los pensamientos masoquistas y autodestructivos tomen la rienda de la relación. ¡Está contigo por algo! No permitas que los celos y las inseguridades predominen en lo que has logrado conformar. ¡Suerte!

También podría gustarte