Cómo hacer un Pastel de queso y fresas

Cómo hacer un pastel de queso y fresas

Por lo general no compartimos recetas de postres en esta sección, pero nos pidieron que complaciéramos a algunos amantes del azúcar. ¿Quién soy yo para decir que no? Este es un pastel simple, fácil de hacer y rápido de preparar. Si estás tratando de calmar un antojo o si estas tratando de lucir tus habilidades en la cocina para una persona que le gusten los pasteles, esta receta es para ti.

Ingredientes para el pastel de queso y fresas

  • 1 ¼ taza de galletas María
  • 6 cucharadas de mantequilla suave
  • 10 onzas de queso crema
  • ½ taza de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharada de jugo de limón
  • 1 taza de crema
  • Jalea de fresas

Cómo preparar el pastel de queso y fresas

En un procesador de alimentos muele las galletas. Agrega la mantequilla y dale un par de vueltas hasta que se haga una maza. Pon esta maza en un molde para pie o en un molde para pastel de ocho centímetros. Con las manos aplasta la maza para formar la base del pastel y recuerda que para ambos moldes necesitas poner un poco de la mezcla en las paredes para ayudar a darle forma al pastel.

Mezcla el queso crema, el azúcar glas, el extracto de vainilla y el jugo de limón en un tazón hasta que se suavice. Bate ligeramente la crema y haciendo movimientos envolventes agrégalo a la mezcla que acabas de hacer. Este es el relleno del pastel.

Pon el relleno sobre la base de galletas usando una cuchara. Dale forma con una espátula. Deja el pastel en el refrigerador tres horas como mínimo. Si puedes déjalo toda la noche. Saca el pastel cuando haya pasado el tiempo y decóralo con la jalea de fresa.

Esta es la forma de preparar un pastel sin hornear. Asegúrate que el molde del pastel sea desmontable, de lo contrario te recomiendo usar el molde clásico para pie. ¡A disfrutar!