Cómo hacer un kit de supervivencia zombi

Kit de supervivencia

Digamos que el virus del ébola muta y causa un apocalipsis zombi. Bueno, es más realista que el “virus-T”, ¿no? No importa. La pregunta que te debes hacer es: ¿Tienes lo suficiente para sobrevivir? Esto es lo que no puede faltar en un kit de supervivencia zombi:

  • Un arma de fuego. Idealmente un rifle de asalto o un rifle, pero una escopeta te puede salvar a rango medio.
  • De 300 a 600 rondas de munición. Porque no quieres tener que detenerte por nada.
  • Una bolsa de dormir. En algún momento tienes que descansar.
  • Bengalas rojas. No solo te ayudarán a iluminar, también te pueden servir para pedir ayuda.
  • Un hacha o un machete. Porque puedes necesitar lumbre para una fogata o defenderte de algún caminante.
  • Una pala plegable. No solo sirve para defenderte, también es la mejor herramienta para hacer una letrina improvisada.
  • Radio y linterna de generador manual. Difícilmente encontrarás un tomacorriente.
  • Cuerda. Necesitarás con qué hacer un refugio o dejar en alto un maletín con un kit de primeros auxilios.
  • Hablando de primeros auxilios, necesitas un kit completo.
  • Una lona. La lona te puede servir para hacer una carpa o para mantenerte seco mientras caminas.
  • 2 litros de agua limpia y con qué hacerte de más. Ya sea que hiervas el agua o uses un purificador. Los vas a necesitar.
  • Comida lista para consumir estilo militar. Las MRE, por sus siglas en inglés, duran por meses y no pesan ni ocupan mucho espacio.
  • Fósforos, pedernal o encendedores. El fuego te puede ayudar a mantenerte vivo o a despachar algún no-muerto.
  • Una multiherramienta, un cuchillo de hoja fija y una navaja. Los usos son interminables.
  • Un paquete de cartas y una buena novela. Te puedes aburrir. Lleva también una libreta y un lapicero. Si sobrevives te puedes hacer famoso con el libro de tus aventuras.

¿Y tú, podrás sobrevivir?

También podría gustarte