¿Cómo ejercitar el músculo pubocoxígeo?

¿Cómo ejercitar el músculo pubocoxígeo?

Ejercitar el músculo pubocoxígeo te ayudará a retener la eyaculación y tener erecciones más duraderas.

Ejercitar el músculo pubocoxígeo es una de las mejores formas de evitar la eyaculación precoz. Si se aprende a controlar este músculo, es posible hacer que la eyaculación se retrase y se dure más en la cama. Si no sabes cómo hacerlo, sigue estas instrucciones sobre cómo ejercitas el músculo pubocoxígeo. ¡Presta atención!

Para localizar tu músculo pubocoxígeo, ve a orinar. Luego de un rato, detén el chorro. El músculo que contraes para lograr que el flujo se detenga es el músculo pubocoxígeo. Cuando lo identifiques, te será muy fácil hacer los ejercicios.

Para el calentamiento, contrae y relaja el músculo, a un ritmo regular 30 veces. El movimiento es muy similar al que hiciste para detener el chorro de orina. Descansa 30 segundos y repite 2 veces más.

Luego del calentamiento, mantén la contracción durante veinte segundos y descasa treinta. Repite al menos 5 veces más. Este ejercicio te ayudará a tener erecciones más duraderas y rígidas.

Cuando ya seas un experto, puedes intentar contraer el músculo en forma progresiva. Empieza de forma suave y poco a poco ve contrayendo, hasta que ya no puedas más. Trata de mantenerte así por 20 minutos.

Haz estos ejercicios cada vez que puedas, incluso mientras estás en la oficina. Notarás el cambio en las relaciones sexuales.

También podría gustarte