Cómo arreglar una puerta que rechina

Cómo arreglar la puerta

No hay nada más desagradable que una puerta que rechina en la noche. En especial si lo que queremos es entrar sin hacer ruido. Corregir esto es ridículamente simple, así que para ayudarte a arreglar esa puerta escandalosa te contamos cómo arreglar una puerta que rechina.

Qué necesitas para arreglar la puerta

  • Lubricante en spray, como WD-40
  • Un martillo
  • Un desatornillador
  • Un cepillo de alambre

Cómo arreglar la puerta

Aplica el lubricante a las bisagras de la puerta y muévela por 20 segundos. Si eso no funciona saca los pines de la bisagra usando el desatornillador y el martillo. Cepilla las uniones y lubrica los pines. Pon de nuevo todo como estaba.

Esta es la mejor manera de corregir una puerta que rechina. Bastante fácil, ¿no? Haz esto con todas las puertas de tu casa y evita ser detectado cuando necesites una entrada sigilosa.

También podría gustarte