¿Cómo afeitarse cuando se tiene piel sensible?

¿Cómo afeitarse cuando se tiene piel sensible?

Usa una maquinilla que esté bien afilada.

Afeitarse cuando se tiene piel sensible puede resultar algo muy doloroso y bastante complicado. Para muchos, el ritual del afeitado significa terminar con la piel roja, sentir escozor y una sensación de incomodidad. Si este es tu caso, presta atención a estos consejos para afeitarse cuando se tiene piel sensible. ¡Toma nota!

Lo primero que debes hacer es utilizar una cuchilla que esté nueva. Cuando usas una que ya está muy usada, tienes que pasar varias veces en la misma zona para eliminar el vello.

Antes de afeitarte, es importante preparar la piel. Para esto, puedes lavarte con agua tibia. Si quieres mejorar esto, puedes usar jabones o geles especiales para antes del efeitado.

Evita tensar la piel cuando pases la cuchilla. Esto hará más difícil la tarea y deberás pasar la cuchilla varias veces. También, evita pasar la cuchilla en sentido contrario al crecimiento del vello.

Realiza pasadas cortas y con movimiento suave. Esto hará que todo sea más fácil y no irrites la piel.

Cuando hayas terminado, lava tu cara con agua fría o a temperatura ambiente. Esto te ayudará a cerrar los poros y calmar las pequeñas heridas.

Usa un after shave que no tenga alcohol, ya que este solo te irritará. Lo más recomendable para las pieles sensibles son los after shaves en crema o en gel, porque su consistencia ayuda a que la piel sane más rápido.

Sigue estas instrucciones y verás que el afeitado será mucho más fácil.

También podría gustarte