Tatuajes de película

0

Hay infinidad de películas en la que los tatuajes que lucían sus protagonistas han dejado una fuerte huella siendo en algunas ocasiones incluso parte de la trama y el argumento de la historia. Violencia, superioridad o sensualidad es la imagen que se ha querido transmitir a través de la pigmentación de la piel en el cine.

Los tatuajes de las películas
Los tatuajes de las películas
Hay infinidad de películas en la que los tatuajes que lucían sus protagonistas han dejado una fuerte huella siendo en algunas ocasiones incluso parte de la trama y el argumento de la historia. Violencia, superioridad o sensualidad es la imagen que se ha querido transmitir a través de la pigmentación de la piel en el cine.
American History X
American History X
Esta cinta de 1998 dirigida por Tony Kaye es uno de los ejemplos claros de superioridad y violencia máxima que transmiten los tatuajes, es un vehículo de expresión de la ideología del protagonista, nazi, extrema y despiadada. Edward Norton en la imagen.
Abierto hasta el amanecer
Abierto hasta el amanecer
Impresionante el tatuaje que luce desde la espalda pasando por el hombro y el brazo el actor George Clooney en la película de Robert Rodríguez ‘Abierto hasta el amanecer’. Más de uno, y una, se quedó boquiabierto cuando se quitó la chaqueta.
Memento
Memento
En este film, los tatuajes cobran todo el protagonismo, de hecho la trama se sustenta en ellos. En esta genial cinta de Christopher Nolan, el actor Guy Pearce anota en su cuerpo las pistas para llegar al asesino y violador de su esposa. Debido a su problema de memoria (amnesia anterógrada), el protagonista usa su piel como arma para vengar la muerte de su esposa.
El cabo del miedo
El cabo del miedo
Martin Scorsese dirige este remake del clásico ‘El cabo del terror’. Su protagonista Max Cady (Robert de Niro) es un ex convicto que persigue a la familia del abogado que propició su condena. Durante su estancia en prisión, Max sufrió una metamorfósis física y mental, prueba de ello son sus tatuajes donde aparece un corazón roto con nombre de mujer, una cabeza encapuchada con una guadaña y una gigante cruz en la espalda de la que cuelga la balanza de la verdad y la justicia.
Promesas del Este
Promesas del Este
El film se desarrolla en Londres. Naomi Wats investiga los orígenes de una niña nacida en su hospital cuya madre a muerto en el parto. En sus pesquisas se topa con el peligroso mundo de la mafia rusa londinense en el que conocerá a Viggo Mortenssen y Vincent Cassel que mantenían una oscura relación con la madre. Los tatuajes son una carta de presentación entre las organizaciones criminales rusas. Los dibujos que Viggo luce indican qué tipo de delincuente es uno, su orientación sexual, los años de cárcel que cumple… mucha información que no puede ser falseada, si no se quiere perder un miembro del cuerpo o, incluso la vida.
Snatch, cerdos y diamantes
Snatch, cerdos y diamantes
Dirigida por Guy Ritchie y protagonizada, entre otros, por Brad Pitt que interpreta de manera extraordinaria a un gitano irlandés que logra colocarse a la cabeza de la historia. El engaño, el chantaje y el fraude imperan en este film en el que la entrega de un enorme diamante se convierte en una auténtica pesadilla. Los tatuajes que luce Pitt pretenden darle dureza al personaje que lucha en varios combates de boxeo utilizado por sus superiores.
El Dragón Rojo
El Dragón Rojo
El impresionante tatuaje de Ralph Fiennes en la tercera parte de ‘El Silencio de los Corderos’ da nombre al título del film. La escena en la que el psicópata muestra su tatuaje de espaldas contra la pared se le ocurrió al director al ver cómo adquiría movimiento el dragón en la espalda del actor cuando éste la movía durante una prueba de maquillaje.
La noche del cazador
La noche del cazador
Este film de 1955 está considerado una obra maestra del cine. Es la única película de Christian Laugther como director en la que aborda el tema del fanatismo religioso de forma magistral. Robert Mitchum se pone en la piel del Predicador Harry Powell, un personaje capaz de engañar, estafar, convencer, asesinar, ante una multitud cegada por la palabra adecuada en cada momento. El actor lleva tatuada en una mano la palabra ‘amor’ y en la otra ‘odio’, muestra del espíritu diabólico y mezquino del personaje.

«
»

También podría gustarte