La extrema delgadez de Megan Fox

Megan Fox en sus vacaciones navideñas en Hawaii donde fue el centro de todas las miradas por su extremada delgadez.

Megan Fox en sus vacaciones navideñas en Hawaii donde fue el centro de todas las miradas por su extremada delgadez.

Y las apariencias no engañan en esta ocasión: la actriz está decidida a alcanzar la talla cero que tantas celebrities lucen, pues cree que si adelgaza será considerada como una profesional seria y se librará de su etiqueta de sex symbol.

Megan Fox está harta de ser admirada por su belleza y quiere empezar a participar en películas dramáticas donde se valore su talento, no sus curvas. Y para conseguirlo, ha decidido adelgazar hasta alcanzar la talla cero y no le importa pasar hambre el tiempo que haga falta.

“Quiere papeles dramáticos y cree que si pierde sus curvas le ayudará a lograrlos, a ser tomada en serio como actriz”, afirman fuentes del diario The Sun. “Le gustaría hacer dramas como Keira Knightley, no ser vista sólo como una sex symbol”.

Ha bajado seis kilos en los últimos ocho meses

Pero en su intento por verse delgada, Megan está llegando a unos extremos que preocupan a su entorno, pues por mucho peso que pierda ella siempre se ve gorda.

“Ha bajado seis kilos en los últimos ocho meses, pero quiere perder más”, continúa esta fuente. “Si no puede contar todas sus costillas se piensa que tiene sobrepeso. Está llevando pantalones de la talla cero desde el pasado verano y se le caen. Cuando trabajaba en Transformers pesaba unos saludables 50 kilos, pero ahora se ha quedado en una talla mucho menor”, sentencia.

¿Y cómo consigue bajar tanto peso?. “Es fan de las dietas pasajeras y cambia (de régimen) cada cinco días. Quiere sorprender a su cuerpo para que pierda calorías”, concluye.