¡Karma! Angelina Jolie siempre temió que Brad la dejara

En una confesión exclusiva, Angelina Jolie dijo que siempre supo que Brad Pitt la dejaría.

Resulta que la historia de amor perfecta, no era tan perfecta. Angelina Jolie confesó a Hollywood Life que pasó gran parte de su vida vigilando que Brad Pitt, su ex esposo, no tuviera contacto con Jennifer Aniston, su ex esposa. Así fue, un verdadero enredo.

Angelina Jolie, quien fue la tercera en discordia entre Brad PittJennifer Aniston sufrió su matrimonio con el actor; creía que el karma podría pasarle factura. Y lo hizo.

“Angelina nunca pudo olvidar la relación que tuvieron Brad y Jennifer. A pesar de que ella sabía que estaba con el actor más deseado de Hollywood, siempre tuvo celos de Jen”, afirma el portal Hollywood Life como conclusión de las declaraciones de Angelina Jolie en entrevista.

Los celos de Angelina llegaron a un punto enfermizo, y de hecho muchos de estos episodios fueron públicos. De acuerdo al citado medio “Angie siempre tuvo miedo de que un día Brad la traicionara y regresara con Jen, por eso revisaba su celular, sus correos, todo, para saber si él aún tenía comunicación con Jen”. Ni la boda de ensueño ni la inmensa familia de la pareja denominada “Brangelina” fue suficiente. El amor terminó. En realidad, Jolie nunca pudo confiar en él, y a pesar de una buena cantidad de chismes, al parecer Brad jamás hizo algo que pusiera en riesgo su matrimonio, al contrario, parecía que su único afán era hacerla feliz.

Angelina Jolie, nacida en Los Ángeles, California, el 4 de Junio de 1975, es una actriz, modelo, filántropa, actriz de doblaje, directora, guionista y activista por los derechos de las mujeres estadounidenses que también posee la nacionalidad camboyana. Vivió traumáticas experiencias, según ella misma ha confesado, durante su niñez y adolescencia, se enamoró de Brad Pitt durante el rodaje de Sr. y Sra. Smith (cuando él aún era esposo de Aniston) y hoy, después del mediático divorcio con Brad, revela buena cantidad de secretos inimaginables.

No cabe duda que caras vemos, relaciones no sabemos.