Emily Blunt se compromete eternamente

Emily Blunt se compromete eternamente

Con media melena y un vestido beige de encaje de Dolce y Gabanna, Emily se sienta en la habitación de hotel Four Seasons en Los Angeles donde me dispongo a entrevistarla por su último estreno, Five Year Engagement, película en la que comparte protagonismo con Jason Segel (The Muppets).

Esta actriz con carita de no haber roto un plato, parece tener un ácido sentido del humor y es que en ocasiones las apariencias engañan. Se dio a conocer mundialmente por su papel en The Devil Wears Prada junto a Mery Streep, aunque en Inglaterra ya era una cara conocida por Summer of Love.

Hija de una profesora y un abogado, esta actriz inglesa parece empezar a comerse a mordisquillos el mercado americano. Vive en Los Angeles desde que se casó con John Kasinski (actor de la versión americana de The Office) y tiene el plato lleno de ofertas cinematográficas.

P.  En la película hay una escena en la que te disfrazas de la princesa Diana de Gales. La verdad es que te queda muy bien. De hecho hasta te das un aire.

Muchas gracias.  La verdad es que era un tanto surrealista. Una vez me pusieron la peluca, la sombra azul en los ojos y el pintalabios rojos y me mire al espejo y pensé que estaba muy conseguido.

P. Tu debías ser muy jovencita cuando ella estaba en el auge de su carrera.

Si, debía tener unos catorce años. Recuerdo el cariño que todo el mundo le profesaba. Yo fui de hecho la que avisé a mis padres de que se había muerto. Diana era una persona muy querida.

P. ¿Cómo te enteraste antes que tus padres?

Porque tocaba por aquella época el chelo y me levantaba muy temprano para practicar. Lo vi en la tele y bajé a decírselo a mi madre y a mi padre. Mi madre se acababa de levantar y se puso a llorar y mi padre se quedó muy triste también. Era una persona muy emblemática en mi país y también fuera de él. Fue una gran pérdida.

P. ¿Qué es lo que más admiras de Jason Segel tu compañero en la película y escritor del guión?

Me encanta el hecho de que no se suele plantear dudas sobre si mismo. Es un chico al que le gustan mucho las mujeres, pero no lo digo con doble sentido. Jason disfruta mucho de la compañía femenina, parece entenderse muy bien con nosotras.

P. Esta película muestra como seguir los sueños de cada uno puede en cierta manera interferir en la relación amorosa. ¿Crees que es egoísta intentar alcanzar tus sueños?

Por supuesto que no. Creo que se debe intentar. Seguir los sueños de uno es algo positivo y uno debe buscar a alguien que también tenga objetivos en la vida. No se debe nunca hacer que la pareja no persiga sus sueños porque entonces va a haber resentimiento.

P. ¿Has tenido tu que en cierta forma adaptar tus objetivos profesionales por motivos sentimentales?

Para nada. Todo lo contrario. De hecho desde que conocí a mi actual marido ha sido todo lo contrario. Tengo menos limitaciones y mucho más divertimento que antes.

P. En el film tu eres católica y Jason es judío. ¿Crees que la religión puede interferir en las relaciones de pareja?

No tanto en nuestra generación. Tengo una amiga que se ha casado con un musulmán. Ella tiene un padre negro y una madre judía. Se que la madre de él no estaba muy contenta pero para ellos funciona perfectamente y se quieren con locura. Creo que la gente está cambiando en ese aspecto.

P. Crees que el hecho de que tu personaje y el de Jason en la película se piensen y pospongan tanto el matrimonio es un error?

Si muchas veces hay que ser más espontáneo.

P. ¿Eres tu espontánea?

Creo que si. No tiendo a darle muchas vueltas a las cosas.

P. ¿Cuáles crees que son los secretos para mantener una relación sentimental?

Creo que es diferente para cada persona. Algunas personas parecen ser felices cultivando el drama (risas). Yo sin embargo intento alejarme lo más posible.

P. ¿Te has planteado tener hijos?, ¿Es algo que te gustaría?

Yo vengo de una familia numerosa por lo que me gustaría tener hijos. Lo que no se es cuando porque estoy disfrutando mucho la libertad que tengo ahora. En estos momentos puedo ser espontánea y cuando tienes hijos tienes que pensar más las cosas. Me acabo de casar hacer dos años, tengo todavía que disfrutar de mi matrimonio.

P. ¿Sientes algún tipo de presión por tener hijos?

En absoluto. ¿Por qué debería tener presión? Tengo que admitir que hay ciertas conversaciones de los más pretenciosas entre madres ahora que me ponen un poco nerviosa, como tener el parto natural, o recriminarte que no des pecho a tus hijos…uff muy pesadas.

P. Eso suena muy americano

Si, desde luego. En otros sitios del mundo no nos planteamos tantas tonterías.

P. ¿Te plantearías volver a Inglaterra para tener hijos?

(Risas). No, este es mi hogar ahora.