Revilla sospecha ‘que a Ali Syed no le dijeron todo’

‘Sospecho que a este hombre no le dijeron todo, que el Gobierno de Cantabria tiene en prenda las acciones’, ha manifestado Revilla, en declaraciones a los medios de comunicación.

El presidente regional ha recordado el Gobierno tiene pignoradas acciones del Racing como garantía del crédito que concedió hace seis años al club.

‘Tuvimos que avalar diez millones de euros que hemos ido amortizando’, ha dicho Revilla, que ha recalcado que ‘como responsable del dinero público’ el Ejecutivo exige ahora ‘una serie de garantías’.

Ha precisado que el Gobierno ha solicitado a Ali Syed el abono de la cartera de acciones que el Ejecutivo mantiene pignoradas, por valor de cerca de siete millones, bien desembolsando esa cantidad, o bien mediante un aval bancario.

Y ha confiado en que el empresario cumpla con esos compromisos ‘en un plazo razonable’.

Revilla ha indicado que ‘las noticias’ del Gobierno es que al empresario esas condiciones ‘le parecen bien’, aunque sólo lo ha expresado ‘verbalmente’, de forma que ahora se está esperando a que Ali Syed diga ‘si va a pagar en efectivo’ o si un banco de solvencia avala el compromiso de pago en unos plazos.

‘En el momento en que tengamos eso, vamos, ¡encantados de la vida!’, ha destacado el jefe del Ejecutivo, que ha explicado que ya se ha recibido una auditoría del grupo empresarial de Ali Syed que dice que ‘hay dinero para marear’ y un informe del Credit Suisse que ratifica que esta sociedad cuenta con fondos por valor 102 millones.

El presidente del Gobierno se ha pronunciado además sobre las informaciones recogidas en prensa estos días, relativas a una compra fallida del Blackburn Rovers inglés por parte de Aly Syed.

‘Ya sabemos que en estas historias ha salido todo tipo de información, a esos niveles este hombre habrá tenido empresas que han ido mal, otras que han ido bien, e imagen buena en unos sitios y mala en otros’, ha resaltado.

Revilla ha recalcado que el Gobierno de Cantabria no quiere ‘entorpecer’ esta operación de venta porque piensa que es ‘una solución’ para la situación del Racing.

Según el presidente regional, hasta la llegada de Ali Syed el Racing estaba en una situación ‘prácticamente de desaparición’, por deudas ‘muy serias’ a Hacienda y a la Seguridad y porque la ‘empresa matriz’ está en suspensión de pagos.

‘Si viene un señor como éste, con dinero, que se hace cargo del equipo y además con unos compromisos de hacer del Racing un equipo grande, contentísimos’, ha insistido.

Ha destacado la dificultad de encontrar un empresario cántabro o español que pudiera hacerse con el club en las actuales circunstancias económicas.

Revilla ha apostillado que el Ejecutivo espera recibir los documentos que certifiquen el compromiso a partir del lunes, para así levantar la pignoración de las acciones y que la compra por parte de Ali Syed se pueda hacer efectiva.

El presidente de Cantabria ha opinado, además, que el Racing necesita fichar dos jugadores ‘de categoría’, un centrocampista y un delantero ‘que meta goles’.