Clásico Mundial de Beisbol: México a matar o morir contra Puerto Rico

México disputará su segundo partido en el Clásico Mundial de Beisbol
México necesita vencer a Puerto Rico para seguir con vida en el Clásico Mundial de Beisbol. Twitter (@TeamMexicoBeis)

El jueves pasado, se vivió una pesadilla en el Estadio Panamericano de Guadalajara, cuando la Selección mexicana dejó ir una ventaja de cuatro carreras y perdió 10-9 ante Italia en su debut en el Clásico Mundial de Beisbol, el pitcher cerrador Roberto Osuna no pudo hacer bien su trabajo y se culpó a si mismo por la derrota de México ante los italianos.

Pero no hay tiempo para lamentarse, ya que hoy la novena tricolor tiene que olvidarse del descalabro de hace dos días y poner todo para intentar derrotar a Puerto Rico, ya que en caso de no hacerlo la clasificación se estaría complicando en demasía y solo un milagro les daría el boleto a la siguiente fase dela Clásico Mundial de Beisbol.

Los boricuas no tuvieron piedad del combinado de Venezuela y en apenas siete entradas los derrotaron 11-0 para finalizar el encuentro por Knockout, mostrando su poderío y ratificando su posición de favoritos dentro del grupo D del torneo, por lo que los mexicanos tendrán que tener un desempeño superior al que tuvieron ante Italia si es que quieren tener una oportunidad de seguir con vida.

Miguel González es el pitcher abridor en el segundo partido del Clásico Mundial de Beisbol

El encargado de ser el pitcher abridor de la Selección mexicana es el lanzador diestro de los Medias Blancas de Chicago de la MLB Miguel González, quien recibió la oportunidad por parte del coach Edgar González, debido a que en el partido inaugural Yovani Gallardo no tuvo la actuación que se esperaba, al permitir dos cuadrangulares por parte de Italia.

Sin duda el hecho de jugar en Guadalajara es una motivación extra para el pitcher de 32 años, ya que el apodado como el “Mariachi” es originario del estado de Jalisco, por lo que considera un sueño jugar ante sus coterráneos y más en un partido que significa tanto para el equipo nacional.